Productividad: ¿trabajar con o sin horarios?

Ya hemos hablado en otras entradas de este blog sobre los beneficios que el trabajo en remoto y la flexibilidad laboral tienen en cuanto a la productividad. Hoy os traemos dos métodos que hablan de cómo organizar la jornada para mejorar la productividad. ¡Comenzamos!

¿Habéis escuchado hablar del método “async” o trabajo asíncrono? Este modelo consiste en trabajar sin que alguien al otro lado dependa de ti o tú de su respuesta. Trabajar con total independencia de un interlocutor significa que puedes trabajar a cualquier hora, algo que Monday te permite gracias a que estamos abiertos 24/7, todos los días del año.

Los defensores del método async aseguran que trabajando de forma asíncrona podrás ganar mucha más autonomía y, por tanto, también mucha más responsabilidad.

Tweet @levelsio

Algunos de sus beneficios son un mejor descanso, independencia de la ubicación, evitar las horas pico, mejorar la calidad de vida…

¿Qué os parece? ¿Veis viable un modo de trabajo de tal independencia? Si os llama la atención y queréis probar, ¡recordad que podéis venir a Monday!

En contraposición a este método tenemos las llamadas reuniones inversas. Carl Newport, autor de best-sellers y profesor de ciencias de la computación, explica el funcionamiento en su blog: la idea es que, en lugar de enviarnos infinitas invitaciones de Zoom y tener videollamadas eternas, todos adoptemos horarios de oficina virtuales y así, podamos tener conversaciones rápidas según sea necesario.

De esta forma, explica cómo teniendo un horario común, serán posibles estas minicharlas, y así, se ahorran horas productivas perdidas a todo el equipo en grandes meetings.

Después de todo, ¿qué pensáis? ¿Los horarios nos facilitan o nos entorpecen a la hora de trabajar? ¿Pensáis que son necesarios? Aquí os dejamos un artículo completo  que habla sobre el método “async” y aquí otro artículo de Carl Newport sobre las reuniones invertidas, para que saquéis vuestras propias conclusiones.

¡No dudéis en contarnos vuestra opinión en comentarios!

Persona haciendo ejercicio en nuestro coworking Monday Diagonal

¿Por qué un coworking es la mejor idea para teletrabajar?

En posts anteriores hemos hablado de cómo el teletrabajo ya es una realidad. Vemos una tendencia al alza en la que los trabajadores escogen cambiar su oficina tradicional por su casa, un coworking u otros espacios polivalentes y es que eso les permite tener una mayor flexibilidad. Tal y como detallan los informes de Employer Branding de Randstad, empresa líder en RRHH, lo que más demandan los trabajadores actualmente es la flexibilidad laboral y la conciliación entre la vida personal y laboral.

La situación de pandemia provocada por el Covid-19 no ha hecho más que adelantar algo que ya era inminente: la oficina tradicional como la conocíamos hasta ese momento estaba mutando.

Si además tenemos en cuenta el gran auge de la flexibilidad laboral, obtenemos el escenario actual: la mayor parte de la gente prefiere el teletrabajo. Según una encuesta del CIS realizada entre el 23 y el 26 de noviembre de 2020 el 65% de los trabajadores que teletrabajan lo hacen a diario, el 12% en torno a una semana al mes, el 9,3% menos de dos semanas al mes y el 9% menos de cinco días al mes. Además, casi un 80% califica su experiencia teletrabajando como muy o bastante satisfactoria.

Sin embargo, no cualquier espacio es válido para trabajar. Aunque ciertamente puedes trabajar desde cualquier sitio, tu casa, una cafetería, la playa… hoy te explicamos tres puntos claves que marcan la diferencia en un buen espacio de trabajo y que provocarán que tu productividad sea más efectiva y la calidad de tu vida laboral mucho más satisfactoria.

1.- Encontrar un buen espacio para trabajar.

Tener un buen espacio en el que te sientas a gusto. Sobre todo, que tenga la luz y el mobiliario adecuado. Es imprescindible trabajar en buenas condiciones para que nuestra salud no se resienta.

En cuanto al espacio de trabajo también es muy importante que sea exclusivamente eso, tu espacio de trabajo. En un coworking tendrás la opción de separar espacios de trabajo y espacios de vida o descanso. Esto te ayudará muchísimo también a desconectar.

2.- Crear rutinas.

Es importante continuar teniendo un horario, no tiene que ser demasiado estricto, debemos dejar descansar la mente, pero teniendo una mínima planificación.

De esta forma, creando y manteniendo una rutina, serás capaz de mantener unos buenos índices de productividad y, sobre todo, sentirte mejor contigo mismo.

En muchas ocasiones la falta de rutinas conlleva poca productividad. Esto a su vez, provoca una sensación de desilusión y desmotivación en el trabajador. Por ello, trabajar en un coworking te vendrá muy bien, saldrás de casa, cambiarás de espacio, te moverás y necesitarás planificar tu día.

Desde Monday te proponemos un tip extra: calendarizar tus jornadas, señalando cuáles son vuestros deadlines principales, los momentos de descanso, las reuniones del día. Así seréis conscientes de qué tiempo necesitáis emplear y os ayudará a mantener una rutina.

3.- Moverte.

Siempre es importante respetar los tiempos de descanso, pero además es importante que te muevas e interactúes. Algo muy fácil si estás en un coworking. Levantarse, tomar un café, charlar con otra persona, intercambiar ideas y opiniones. Al final son formas de liberar y despejar la mente que hacen que resetees y arranques de nuevo tus tareas más fresco y con más fuerza.

Si vamos un paso más allá, lo mejor es el deporte. En Monday tenemos gimnasios para que puedas liberar adrenalina en tus breaks. Ya sabéis lo que se dice: Mens sana in corpore sano. 

En definitiva, desde Monday creemos que sin duda, el coworking es el futuro del teletrabajo. Después de lo que hemos comentado, ¿qué mejor opción se te ocurre para teletrabajar? Además, en Monday somos fieles defensores de la flexibilidad laboral y por ello nos adaptamos a cualquier necesidad que puedan tener nuestros workers. Tenemos diferentes planes para que puedas elegir el que mejor se adapte. ¡Todo facilidades! Si tienes cualquier pregunta, no dudes en contactarnos. Estaremos encantados de ayudarte.

¿Qué es la flexibilidad laboral? Te contamos sus ventajas.

Actualmente la flexibilidad laboral es uno de los benefits más aclamados por parte de los trabajadores (en Monday lo sabemos bien) e incluso, en ocasiones, un factor decisivo para la continuidad en la empresa. Es verdad que últimamente encontramos el concepto flexibilidad laboral por todas partes pero, ¿sabemos realmente qué es?

La flexibilidad laboral hace referencia a dos cosas. Por un lado, a la fijación de un modelo regulador de los derechos laborales que elimine trabas y regulaciones para contratar y despedir empleados en el sector privado. Por otro lado, con flexibilidad laboral nos referimos también a la gestión del tiempo de trabajo. Y será de esta segunda acepción de la que queremos hablaros.

Como decíamos, cada vez son más los empleados que buscan esta flexibilidad laboral en las empresas y cada vez son más también las empresas que las ofrecen. Aunque esto sigue siendo un punto a mejorar en nuestro país. Según un estudio de Randstad, empresa líder en RRHH en España, “desde el comienzo de la crisis sanitaria, sólo el 68% de los trabajadores españoles han tenido la posibilidad de modificar su jornada laboral para poder conciliar de manera óptima sus obligaciones laborales y familiares, cinco puntos porcentuales por debajo del conjunto de todos los países en los que se ha realizado la encuesta (73%).” 

Sin embargo, como sabemos en Monday, hay muchas maneras de implantar esta flexibilidad laboral: flexibilidad con los horarios de entrada y salida, flexibilidad durante la semana o el mes, o incluso no contabilizar las horas y contabilizar los objetivos. Por ejemplo, Randstad  también revela que “los profesionales españoles destacan especialmente la flexibilidad que aportan los espacios de coworking (seleccionado en un 35,9%) y que sean entornos creativos (24,8%), como las principales ventajas de estos nuevos espacios de trabajo.”

Sea cual sea la fórmula que se adapte a tu empresa, contará con las ventajas del modelo, que te contamos a continuación:

1.- Mejor conciliación.
Es innegable. Teniendo flexibilidad laboral los empleados podrán disfrutar de un mejor equilibrio entre su vida privada y la profesional. Ayuda mucho tener un espacio de trabajo que propicie esta flexibilidad como las oficinas flexibles.

2.- Reducción del estrés.
Muy ligado con el punto anterior. Está comprobado que el hecho de no tener unos horarios inamovibles reducen el estrés y la ansiedad laboral

3.- Motivación
Tener flexibilidad laboral tanto a nivel de horario como de espacios de trabajo supone tener una mayor autonomía en el terreno profesional. Esto unido a la libertad que ofrece la flexibilidad, supone un plus de motivación para que el trabajador enfrente su jornada laboral.

4.- Mayor productividad
Es una ventaja muy importante, sobre todo de cara a la empresa, y es consecuencia directa de la motivación. Que los empleados estén satisfechos con sus condiciones impacta de pleno en su rendimiento y desempeño.

5.- Reducción de absentismo
Uno de los principales problemas del área laboral, el absentismo. Para intentar combatirlo se pueden adoptar horarios flexibles . Además, también ayuda construir un ambiente laboral y una cultura empresarial que haga de la oficina casi un hogar. Es una buena forma de hacer que el empleado se sienta bien en la empresa.

6.- Reducción de costes
¡Win-win para ambas partes! Por un lado el empleado puede reducir costos importantes como el del transporte o comida, mientras que por su lado, la empresa podrá dejar la oficina tradicional y optar por un nuevo modelo más económico como es el coworking. En Monday lo sabemos bien, por eso contamos con planes a medida de todas las empresas.

7.- Retención del talento
Sobre todo del millenial. Como comentamos al principio, la flexibilidad laboral es un requisito indispensable para aquellas empresas que quieran atraer y retener talento joven. Si además consigues fomentar un buen ambiente en la empresa, que los empleados se junten para hacer afterworks o compartir tiempo libre… ¡los tendrás ganados! De nuevo, un espacio de coworking como Monday te solucionará la vida en este aspecto 😉

En definitiva, el éxito de tu negocio depende directamente del bienestar de tus trabajadores. Si ellos están contentos, todo irá viento en popa. Recuerda que para ello, debes trabajar la flexibilidad laboral en tu empresa. Si estás planteando instaurar un modelo flexible en tu negocio, lo mejor son los espacios de coworking como Monday. En Monday somos flexibles y nos adaptamos a todo tipo de empresas y necesidades. Si quieres hacernos cualquier consulta, no dudes en preguntarnos, estaremos encantados de asesorarte.

Top 5 beneficios de estar en un coworking

Todos sabemos que el futuro del trabajo pasa por un cambio de modelo y podemos decir que este cambio ya está comenzando. No podemos aventurar mucho sobre cómo será, lo que sí tenemos claro es que este cambio pasa sí o sí por la flexibilidad.

Los coworkings u oficinas flexibles son muy útiles tanto a la hora de conectar y crear sinergias como por la posibilidad de disfrutar de múltiples espacios con diferentes funcionalidades en una misma localización. Sin duda, es la mejor manera de desarrollar proyectos profesionales a la vez de fomentar proyectos conjuntos.

Son muchas las ventajas que plantea este modelo, pero hoy queremos destacaros los cinco que nosotros consideramos fundamentales. ¡Comenzamos!

1.- Ahorro
No lo podemos negar, este modelo ayuda (y mucho) al bolsillo. Y es que sin duda, es una gran ventaja poder acceder a espacios totalmente equipados para trabajar a un coste mucho más reducido que el de una oficina tradicional. Además en ese precio no sólo va el alquiler del espacio, si no todos los servicios: limpieza, wifi, calefacción, agua filtrada…

2.- Flexibilidad
Uno de los grandes pilares de este modelo. ¡Está en su ADN! Muchos de los que se sienten atraídos por este modelo vienen huyendo de la poca flexibilidad que ofrecen las oficinas tradicionales. Estar sujeto a un horario y a un sitio definido, siempre con la misma gente… ¡es cosa del pasado!

3.- Comunidad
Una de las grandes ventajas es el sentimiento de pertenencia a una comunidad. Aunque puedes disfrutar de la privacidad que necesites, el estar en un coworking implica que nunca estarás solo, siempre habrá alguien con quien intercambiar opiniones, tomar café o compartir dudas.

4.- Productividad
Si te has visto obligado a trabajar desde casa en estos últimos meses entenderás perfectamente a que nos referimos en este punto. Quizás al principio, como concepto, funciona: no te tienes que desplazar, estás tranquilo y a gusto, vistes con pijamas… Pero poco a poco empiezan las complicaciones, los ruidos, los vecinos, el patio del colegio, las visitas a la nevera, los dolores de espalda porque la preciosa silla del salón no sirve para trabajar… Es por esto que múltiples estudios afirman que trabajar en un coworking aumenta la productividad frente al homeoffice.

5.-Conciliación
La gran flexibilidad que ofrecen este tipo de espacios con sus amplios horarios, hace más fácil conciliar tu vida laboral y familiar. No verte encerrado en un horario de 9 a 18h, tener la facilidad de llegar más tarde sin molestar a los de tu alrededor fomenta que enfrentes la vida laboral con un enfoque mucho más positivo.

Top 5 herramientas para trabajar en remoto

Que el mundo está cambiando a marchas forzadas, ya lo sabemos. Y que este cambio va de la mano de un nuevo modelo de trabajo, es un hecho. No paran de surgir diferentes opciones a lo que ya conocíamos: las oficinas. Pero es cierto que la mayoría de estas opciones pasan por un trabajo en remoto

Y sí amigos, la clave fundamental para un trabajo en remoto exitoso, es la organización. Saber cuadrar y planificar tu jornada, tus reuniones y presentaciones, y por supuesto, hacerlo de una manera profesional y nada improvisada.

Para ello, hoy en el Blog de Monday, os traemos nuestro top 5 de herramientas para trabajar en remoto.

1.- Slack.

El canal de comunicación de equipos por excelencia. Es una aplicación de mensajería instantánea, que une las utilidades del correo (puedes compartir archivos, links…) sin llenar tu inbox y las de WhatsApp (instantaneidad, hacer grupos, compartir gif…). Se puede integrar con otras herramientas como Trello, Calendar, Drive… Como consejo, es una herramienta de comunicación interna, entre equipos. Es mejor seguir usando el correo de cara a clientes.

2.- Zoom.

Una de las herramientas más aclamadas durante este confinamiento. Ofrece un servicio de videollamadas en la nube, de una forma rápida y fácil. Así podrás mantener reuniones, entrevistas o llamadas desde cualquier parte del mundo. También te permite grabar estas reuniones y poder verlas más tarde.

3.- Pitch.

Una plataforma colaborativa para realizar presentaciones. Da igual en qué parte del mundo estés, podrás conectarte y trabajar junto con tu equipo. Creado para equipos modernos, es la mejor forma de incrementar la productividad sin dejar de lado la creatividad. 

4.- Notion.

Un espacio de trabajo todo en uno. Esta aplicación, amada por los reyes del orden, te permite gestionar, planificar, ordenar, crear y todo aquello que te imagines. Es una herramienta perfecta para centralizar la gestión de tareas y la gestión de datos. Si buscas productividad, esta es tu herramienta. 

5.- Zapier.

La mejor forma de integrar todos tus procesos de Marketing Digital. Este software hace integraciones entre programas y aplicaciones web permitiendo automatizar acciones. Si aún no lo has probado y te interesa, tienen un plan gratuito con el que puedes automatizar un máximo de dos pasos a la vez.

¿Qué te han parecido? ¿Ya usas algunas de ellas? ¿Hay algunas más que te apetezca recomendarnos?

Somos todo ojitos, ¡te leemos! 😉